Esterilización de mascotas: ¿por qué es tan importante?

Existen dos razones principales por las que se debe esterilizar a las mascotas: la primera es el control de las poblaciones, evitando embarazos indeseados y la posibilidad de que hayan cachorros sin hogar y que terminen abandonados; y, la segunda, es por todos los beneficios para la salud de las mascotas que conlleva la esterilización que varían dependiendo de la especie y sexo.
En el caso de los perros macho la esterilización temprana previene posibles conductas indeseadas relacionadas con la influencia hormonal (testosterona) en los mismos, tales como micciones de marcado en el domicilio, dominancia, agresividad… Así mismo la esterilización en los machos previene de la aparición de posibles tumores testiculares así como hiperplasias prostáticas en edades más avanzadas.
En las hembras la esterilización temprana (antes del primer celo) es incluso más importante, ya que con ella reducimos en un alto porcentaje la posible aparición de tumores mamarios en el futuro, así como la presencia de tumores en ovario o útero (ya que éstos se retiran durante el procedimiento). Otra patología muy importante y que tiene una gran prevalencia en las hembras enteras es la infección del útero (piómetra), urgencia quirúrgica número uno de una perra no esterilizada, que conlleva un gran riesgo para la vida y de presentarse es una urgencia que requiere tratamiento médico, estabilización e intervención quirúrgica, cirugía bajo un mayor riesgo que de haberla realizado siendo joven y sin otras enfermedades.
En cuanto a los gatos, prácticamente ocurre lo mismo que en los perros pero con alguna diferencia: los gatos machos no esterilizados intentarán escaparse del domicilio con mayor frecuencia que los que sí lo están. Y las gatas pueden entrar en celos cíclicos los cuales son perjudiciales para su salud y también pueden generar algunos problemas en la convivencia en casa (debido a maullidos continuos y cambios de comportamiento).
Además para los gatos que viven en colonias, la esterilización es la gran estrategia para impedir que se reproduzcan sin control y que aumenten las enfermedades infecciosas entre ellos. Por otro lado, al esterilizarlos se relajan y los conflictos entre individuos son mucho más raros. Además, al prevenir el coito y las peleas también reducimos la posibilidad de contagio de enfermedades como la inmunodeficiencia felina y la leucemia felina.
En cuanto al procedimiento quirúrgico, es bueno saber que es muy sencillo. En los machos se basa en retirar exclusivamente los testículos y ligar los conductos espermáticos. En las hembras lo ideal es realizar una ovariohisterectomia, en la que se retiran ovarios y útero del abdomen. En ambos casos, el periodo post operatorio de cuidados es de aproximadamente una semana (entre curas y medicación profiláctica), siendo un procedimiento muy seguro del que se suelen recuperar sin mayor complicaciones, y cuyos beneficios son ¡para toda la vida!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest